Usted está aquí: Inicio > Referencias > Personalidades Opinan > Fidel Castro

Fidel Castro

Revolución Cubana

“(…) nuestra Revolución no está en ningún sentido contra el sentimiento religioso. Aspira nuestra Revolución a fortalecer las ansias y las ideas nobles de los hombres. Hacer el bien al hombre y combatir todas las lacras que hacen infelices a los hombres (…)”

Comparecencia en el programa de televisión “Ante la prensa” La Haban, 9 de enero de 1959. En: Torrado, Fabio Raimundo. Fidel Castro: Los Derechos Humanos 1959-1988. La Habana: Editora Política, 1989. p.92

“(…) Una revolución no se hace con la ley, sino se hace una revolución y la ley viene detrás de la revolución. (…) Y esa es la revolución: le está naciendo al país, y después iremos jurídicamente estableciendo todas las relaciones.”

Comparecencia en el programa de televisión “Ante la prensa”, La Habana, 9 de enero de 1959. En: El pensamiento de Fidel Castro. Selección temática (Enero 1959-abril 1961). Tomo I, Vol. 2. La Habana: Editora Política, 1983.Pág.386

“(…) Nosotros, los cubanos, podemos sentirnos orgullosos de una Revolución que surge al mundo sin ansias de dominio, sin propósito de explotación, ni de dominación de otro pueblo, sino que nace al mundo como ejemplo, con una aspiración de justicia, de justicia amplia, de justicia honda, dentro del más extraordinario sistema de respeto a las libertades humanas que ha conocido el mundo. La Revolución Cubana se puede sintetizar como una aspiración de justicia social dentro de la más plena libertad y el más absoluto respeto a los derechos humanos. Nuestra Revolución hay que defenderla como se defiende no algo de Cuba, sino algo de América, y a los hombres honrados de América, a los periodistas honrados de todo el continente, a los pueblos que son nuestros amigos, tenemos que pedirles que defiendan a nuestra Revolución, que no dejen que nos la calumnien, porque quieren destruirla en daño, no solo de Cuba, sino en daño de América. No quieren que la Revolución Cubana levante la cabeza para que no pueda levantar cabeza ningún pueblo de América (…)”

Comparecencia en el programa de televisión “Ante la prensa”, La Habana, 9 de enero de 1959. En: El pensamiento de Fidel Castro. Selección temática (Enero 1959-abril 1961). Tomo I, Vol. 2. La Habana: Editora Política, 1983.Pág.388

“(…) Y la Revolución democrática que ha llegado al poder, es la revolución cuya característica tiene que ser necesariamente la interpretación de los deseos, de los anhelos de la mayoría del pueblo.”

Discurso pronunciado en la concentración popular. Guantánamo, 3 de febrero de 1959. En: El pensamiento de Fidel Castro. La Habana: Editora Política, 1983. Selección temática, t.1, v. 2, enero 1959-abril 1961, p. 389.

“(…) La Revolución no es obra de una minoría, la Revolución es obra de la voluntad absolutamente mayoritaria del pueblo de Cuba y es virtualmente imposible oponerse a ella, ya que cuenta con el respaldo mayoritario y casi unánime de una nación entera (…)”

Discurso en la concentración popular, Guantánamo, 3 de febrero de 1959. En: El pensamiento de Fidel Castro. Selección temática (Enero 1959-abril 1961). Tomo I, Vol. 2, Editora Política, La Habana, 1983. Pág.389

“(…) Porque nuestra Revolución (…) no renunciará jamás a sus principios democráticos, nuestra Revolución no renunciará jamás a sus principios humanos, pero nuestra Revolución tampoco renunciará jamás a su propósito de que exista en Cuba justicia social (…)”

Discurso en la Concentración a su llegada del extranjero, Plaza Cívica, La Habana, 8 de mayo de 1959. En: El pensamiento de Fidel Castro. Selección temática (Enero 1959-abril 1961). Tomo I, Vol. 2, Editora Política, La Habana, 1983. Pág.403

“(…) La Revolución no es obra de una minoría, la Revolución es obra de la voluntad absolutamente mayoritaria del pueblo de Cuba y es virtualmente imposible oponerse a ella, ya que cuenta con el respaldo mayoritario y casi unánime de una nación entera (…)” 

Discurso pronunciado en la concentración de apoyo a la reforma agraria. Güines, 29 de marzo de 1959. En: El pensamiento de Fidel Castro. La Habana: Editora Política, 1983. Selección temática, t.1, v. 2, enero 1959-abril 1961, p. 398.

“Se plantea la necesidad de defender la Revolución; se plantea el deber de defender la Revolución y es el pueblo quien tiene la palabra. Y aquí ante todos nuestros compatriotas, reunidos, voy a plantear y voy a consultar al pueblo sobre la reimplantación de los Tribunales Revolucionarios. (…) quiero que la ciudadanía exprese su deseo, quiero que la ciudadanía decida sobre esta cuestión, y que los que estén de acuerdo con que se restablezcan los Tribunales Revolucionarios que levanten la mano (…)”

Discurso pronunciado ante la magna concentración popular frente al Palacio Presidencial, La Haban, 26 de octubre de 1959. En: Torrado, Fabio Raimundo. Fidel Castro: Los Derechos Humanos 1959-1988. La Habana: Editora Política, 1989. p.63

“Eso es lo que la Revolución significa: la verdadera justicia, que permite a los hombres adquirir los conocimientos que sirvan para trabajar en beneficio de los demás y que es la manera más honrada de ganarse el sustento, de ganarse el pan.”

Discurso pronunciado en el acto para la Constitución del Comité de Defensa de la Revolución de los trabajadores de la Construcción, Distrito Metropolitano de Obras Públicas, 6 de abril de 1961

“Porque lo que no pueden perdonarnos los imperialistas es que estemos aquí, lo que no pueden perdonarnos los imperialistas es la dignidad, la entereza, el valor, la firmeza ideológica, el espíritu de sacrificio y el espíritu revolucionario del pueblo de Cuba.” “Eso es lo que no pueden perdonarnos, que estemos ahí en sus narices, ¡y que hayamos hecho una Revolución socialista en las propias narices de los Estados Unidos!”

EL DESAFÍO 158 “Y que esa Revolución socialista la defendemos con esos fusiles! ¡Y que esa Revolución socialista la defendemos con el valor con que ayer de los artilleros antiaéreos acribillaron a balazos a los aviones agresores!” “Y esa Revolución, esa Revolución no la defendemos con mercenarios; esta Revolución la defendemos con los hombres y las mujeres del pueblo.”

Discurso pronunciado en el sepelio de las víctimas del bombardeo del 15 de abril de 1961. Discursos t.I. p.32-33.

“Nosotros hemos sido agentes de esta Revolución, de la Revolución económico-social que está teniendo lugar en Cuba. A su vez esa Revolución económica y social tiene que producir inevitablemente también una Revolución cultural en nuestro País.”

Palabras a los intelectuales, La Habana, Junio de 1961

“La gran preocupación que todos nosotros debemos tener es la Revolución en sí misma. ¿O es que nosotros creemos que hemos ganado ya todas las batallas revolucionarias? ¿Es que nosotros creemos que la Revolución no tiene peligros? ¿Cuál debe ser hoy la primera preocupación de todo ciudadano? ¿La preocupación de que la Revolución vaya a desbordar sus medidas, de que la Revolución vaya a asfixiar el arte, de que la Revolución vaya a asfixiar el genio creador de nuestros ciudadanos, o la preocupación de todos no ha de ser la Revolución misma? ¿Los peligros reales o imaginarios que puedan amenazar el espíritu creador o los peligros que puedan amenazar a la Revolución misma?”

Palabras a los intelectuales, La Habana, Junio de 1961

“Permítanme decirles en primer lugar que la Revolución defiende la libertad; que la Revolución ha traído al País una suma muy grande de libertades; que la Revolución no puede ser por esencia enemiga de las libertades; que si la preocupación de alguno es que la Revolución vaya a asfixiar su espíritu creador, que esa preocupación es innecesaria, que esa preocupación no tiene razón de ser.”

Palabras a los intelectuales, La Habana, Junio de 1961

“Nosotros somos o creemos ser hombres revolucionarios. Quien sea más artista que revolucionario, no puede pensar exactamente igual que nosotros. Nosotros luchamos por el pueblo y no padecemos ningún conflicto porque luchamos por el pueblo y sabemos que podemos lograr los propósitos de nuestras luchas. El pueblo es la meta principal. En el pueblo hay que pensar primero que en nosotros mismos y esa es la única actitud que puede definirse como una actitud verdaderamente revolucionaria.”

Palabras a los intelectuales, La Habana, Junio de 1961

“Y cuando decimos patria, no decimos la patria de los cubanos sino la patria de la Revolución Cubana. Y cuando decimos Revolución Cubana hablamos de la revolución de América Latina. Y cuando hablamos de la revolución de América Latina hablamos de la revolución en escala universal, la revolución de los pueblos de Asia, de África y de Europa. (…)”

Discurso pronunciado resumiendo el acto de conmemoración del V Aniversario de la Victoria en Playa Girón, Teatro “Chaplin”, 19 de abril de 1966

“Y esta Revolución mantendrá su posición absolutamente independiente, con esa independencia a que tienen derecho los pueblos que saben combatir, con esa independencia a que tienen derecho los pueblos dignos. Y ante el mundo lo proclamamos: esta Revolución seguirá su camino, esta Revolución seguirá su línea propia, esta Revolución no será jamás satélite de nadie, incondicional de nadie, ni pedirá jamás permiso a nadie para mantener su postura, en lo ideológico, en lo interno y en lo externo; y con la frente en alto, y el corazón en medio del pecho, este pueblo está dispuesto a afrontar el porvenir, sea cual sea el porvenir.”

Discurso pronunciado en la Conmemoración del X Aniversario del Asalto al Palacio Presidencial, Escalinata de la Universidad de La Habana, 13 de marzo de 1967

“Sabemos que en cualquier circunstancia estamos dispuestos y resistiremos todo, ¡y resistiremos a todo! Sabemos que nada podrá aplastar la Revolución, pero sabemos también que cada esfuerzo nuevo que hacemos nos hace más fuertes, hace a nuestra Revolución más fuerte, hace a nuestra Revolución más segura y hace a nuestra Revolución más libre(…)”

Discurso pronunciado en La Concepción para dar inicio a las actividades de la brigada invasora de maquinarias, 30 de octubre de 1967.

“Nuestra Revolución no busca conflicto, nuestra Revolución no anda con espíritu aventurero buscando conflictos y problemas internacionales. ¡No! Ahora, no hay que confundir eso con la posición de la Revolución en defensa de sus intereses, en defensa de su dignidad, en defensa de sus prerrogativas.”

Discurso pronunciado en la clausura del acto de inauguración de la Escuela Secundaria Básica “14 de Junio”, Isla de Pinos, 29 de junio de 1971

“La línea de la Revolución es clara y terminante y rotunda. ¡Y la Revolución no se intimida ante cualquier medida de cualquier índole que se vea en la necesidad de tomar frente a los delincuentes, frente a los espías, frente a los infiltrados, frente a los agresores!”

Discurso pronunciado en el acto de recibimiento a los cuatro pescadores cubanos injustamente sancionados por el gobierno de Estados Unidos, Puerto de La Habana, 7 de julio de 1971

“El hombre ha demostrado que es capaz de crecerse y realizar proezas extraordinarias. La Revolución con su inmensa carga de humanidad, igualdad, fraternidad, moral y belleza es la más extraordinaria de las proezas del hombre. Ella nos hace a todos elevarnos hasta llegar a ser superiores a nosotros mismos. La vida es sin duda un privilegio fabuloso, pero vale la pena verdaderamente la existencia y adquiere todo su sentido cuando se consagra a una causa tan noble y justa. Al detenernos un minuto en el camino para mirar hacia atrás, debemos tomar conciencia del enorme honor que significó para nuestra generación haber vivido esta época y haber consagrado nuestras energías a esta hermosa tarea. Como si volviéramos a empezar, miremos adelante ahora que hemos aprendido tanto para ser mejores y hacer más.”

Discurso pronunciado en la sesión solemne, con motivo del XX Aniversario del Triunfo de la Revolución, Teatro “Carlos Max”, 1º de enero de 1979.

“(….) la obra de una revolución y la construcción del socialismo es tarea de hombres y mujeres absolutamente libres y absolutamente voluntarios”.

Discurso pronunciado en el acto conmemorativo del Primero de Mayo, Plaza de la Revolución “José Martí”, 1º de mayo de 1980.

“La Revolución ha institucionalizado el país, proclamado la Constitución socialista, creado la Asamblea Nacional y los Poderes Populares, experiencia desbordante de riqueza política y posibilidades sociales, escuela de autogobierno donde participa todo el pueblo. Las funciones del Estado han sido ampliamente descentralizadas en un grado tal que no conoce ningún régimen burgués.” “Nuestro pueblo cuenta ya con una elevada cultura política, un conocimiento profundo de los problemas nacionales e internacionales y un espíritu solidario e internacionalista que nos hace sentir orgullosos a todos, porque ha sido uno de los más hermosos frutos de la Revolución.”

Discurso pronunciado en el acto central por el XXX Aniversario del Ataque al Cuartel Moncada, Santiago de Cuba, 26 de julio de 1983.

“La Revolución se ha preocupado también por la salud de ustedes, y yo pienso que ustedes se preocupen, y que cooperen con todos los planes de protección de la salud. Se han creado muchos hospitales pediátricos, se van a construir más y también, policlínicos; se han construido salas de terapia intensiva en todos los hospitales pediátricos del país. Se ha reducido extraordinariamente la mortalidad infantil, se han erradicado muchas enfermedades que afectaban a nuestros niños, la primera de ellas fue la poliomielitis que constituía un verdadero azote en nuestra patria. No existen exactamente las mismas condiciones en todos los países de América Latina: hay muchos niños sin policlínicos, sin médicos, sin hospitales. Es también muy satisfactorio que próximo a cumplirse el XXX aniversario, se pueda decir que la salud de los niños de nuestro país está garantizada.”

Discurso pronunciado en el acto central por el Día de los Niños, Jardín Botánico del Parque “Lenin”, 17 de julio de 1983.

 

“El imperialismo y la reacción mundial deben saber que la Revolución no puede ser derrotada. Nuestros amigos en todo el mundo deben saber que nuestro pueblo será capaz de resistir en cualquier circunstancia; deben saber que en Cuba no se derrumbará la Revolución, que en Cuba no se derrumbará el socialismo.”

Discurso pronunciado en la Clausura del XVI Congreso de la CTC, Teatro “Karl Marx”, 28 de enero de 1990

“Podemos llamarnos potencia revolucionaria porque hemos sabido resistir y hemos sido capaces de resistir cuando otros se han rendido, cuando otros se han plegado, cuando hemos encontrado valor suficiente para enfrentarnos solos al imperialismo y decirle: ¡Aquí estamos dispuestos a luchar, dispuestos a seguir resistiendo el tiempo que sea necesario, al precio que sea necesario! Nos hemos convertido en ejemplo para el mundo.”

Discurso pronunciado en el encuentro con los candidatos a diputados a la Asamblea Nacional y a Delegados a la Asamblea Provincial, Teatro “Heredia”, Santiago de Cuba, 11 de febrero de 1993.

 

“Hay circunstancias en que la generosidad, paradójicamente, hace daño, porque al recibir de la Revolución los servicios fundamentales, que van desde la defensa de la nación —claro que con la participación de todo el pueblo— hasta la salud pública —tragedia en la mayor parte de los países del mundo, o en casi todos, en los propios Estados Unidos, a pesar de su riqueza—, que en nuestro país con todas las limitaciones y por este esfuerzo humano que se realiza, que realizan ustedes, que realizan nuestros médicos, enfermeras y técnicos de la salud, es algo por lo cual, cueste lo que cueste, no se cobra un solo centavo, la educación, que tantos recursos y esfuerzos requiere del país y por ella no se le cobra un solo centavo a un solo ciudadano, ¿cuántas cosas recibe nuestra población? Por eso hay algunos que, incluso, abusan, no trabajan; las cuestiones esenciales las tienen garantizadas; porque, además, está la seguridad social para proteger a un niño indefenso, a un anciano, a cualquier persona, a cualquier familia que lo necesite”.

Discurso pronunciado en el acto nacional por el aniversario 36 de la Constitución de los Comités de Defensa de la Revolución, Plaza de la Revolución Mayor General “Serafín Sánchez”, Sancti Spíritus, el 28 de septiembre de 1996.

“Vean lo que hizo la Revolución en los primeros dos años, 1959, 1960, 1961; antes de cumplir exactamente los tres años les había dado empleo a todos los maestros, ya había creado escuelas primarias en todo el país: desaparecieron las cifras de niños que no tenían escuelas y desapareció el analfabetismo. Claro que aquello era un comienzo, como decía; pero ya no se podía hablar de analfabetismo, las cifras se habían reducido a números insignificantes, y hubo de todo, hasta abuelos con 80 y 90 años que se alfabetizaron, hubo casos de esos. Desde luego, no estaba dirigido a esa categoría de personas, ni eran tantos los que vivían tantos años en nuestro país, en las condiciones sanitarias de Cuba”.

Discurso pronunciado en el acto por el XXXV Aniversario de la Campaña de Alfabetización, Teatro “Lázaro Peña”, el 22 de diciembre de 1996.

“La Revolución le llevó las comunicaciones, las carreteras, decenas de miles de kilómetros de carreteras, en el llano y en las montañas. (…) La Revolución le llevó al campesino no solo el maestro o el alfabetizador, le llevó la oportunidad de estudiar cualquier carrera universitaria”.

Discurso pronunciado en el acto por el aniversario 40 de la promulgación de la primera Ley de Reforma Agraria, Sala Universal de las FAR, el 17 de mayo de 1999.

“Esto se explica así: en nuestro país, además de los productores campesinos que fueron los que se encontró la Revolución y a la mayoría de los cuales la Revolución hizo propietarios de las tierras que ocupaban, y por las cuales pagaban rentas elevadas, elevadísimas rentas a los grandes terratenientes, o eran precaristas, no tenían título de propiedad, constantemente amenazados de desalojo; unos pocos disponían de tierras propias, pero la inmensa mayoría recibió las tierras de la Revolución, esos son precisamente los que constituyeron la ANAP. Después, de esos mismos campesinos, surgió una cantidad de Cooperativas de Producción Agropecuaria —ya son dos formas—; y estaban además las grandes empresas estatales, hoy transformadas, una gran parte de ellas, sobre todo al sobrevenir el período especial, en Unidades Básicas de Producción Cooperativa”.

 

Discurso pronunciado en el acto por el aniversario 40 de la promulgación de la primera Ley de Reforma Agraria, Sala Universal de las FAR, el 17 de mayo de 1999.

“Asentados sobre bases tan sólidas, queridos compatriotas, les puedo asegurar que todo aquello que hoy nos enorgullece no es más que un pálido reflejo de lo que con el enorme potencial humano y los nuevos valores creados por la Revolución nos proponemos alcanzar en el futuro”. “Dejemos que los hechos hablen en lugar de las palabras. Llegaremos a ser verdaderos seres humanos y a vivir como tales. Nos convertiremos en el pueblo más culto de la Tierra. Disfrutaremos la profunda felicidad que emana de la dignidad, la hermandad y la creatividad del hombre. Aportaremos un granito de arena al porvenir de la humanidad.

 

Dejaremos de existir gustosos, si el imperio poderoso tratara de impedirlo, y tuviéramos que pagar por ello el modesto precio de nuestras vidas. Ya nada podrá evitar que las humildes huellas que nuestra Revolución va dejando a su paso por la historia, sean seguidas por otros muchos pueblos en el mundo”.

Discurso pronunciado en el acto solemne por el aniversario 45 del Asalto al Palacio Presidencial y la toma de Radio Reloj, Teatro “Karl Marx”, el 13 de marzo del 2002.

“¡Honor y gloria a los hombres y mujeres que tales proezas realizaron! Sin el enorme capital humano creado por la Revolución, no podía ni siquiera soñarse con la gran revolución educacional que Cuba lleva a cabo en la actualidad, cuya trascendencia rebasará las fronteras de nuestro propio país”.

 

Discurso pronunciado en el acto de inauguración del curso escolar 2002-2003. Plaza de la Revolución, el 16 de septiembre del 2002.

“(…). Esta Revolución, que es socialista, y se guía por el principio de dar a cada cual según su trabajo, no olvida ni puede olvidar, o no sería Revolución, ni merecería tal nombre si a alguien que queda inválido le pretenda aportar según su trabajo. No, para eso están los que trabajan y los que pueden trabajar, para aportarle al que no puede hacerlo. Por un niño aunque tenga un mes de vida hay que hacerlo todo, hay que darlo todo.”

 

Discurso pronunciado en el acto de graduación de los pioneros de 9no grado de la Secundaria Básica Experimental “José Martí”, Palacio de las Convenciones, 23 de julio de 2005

Cultura

“La Revolución no puede pretender asfixiar el arte o la cultura cuando una de las metas y uno de los propósitos fundamentales de la Revolución es desarrollar el arte y la cultura, precisamente para que el arte y la cultura lleguen a ser un real patrimonio del pueblo. Y al igual que nosotros hemos querido para el pueblo una vida mejor en el orden material, queremos para el pueblo una vida mejor también en todos los órdenes espirituales; queremos para el pueblo una vida mejor en el orden cultural. Y lo mismo que la Revolución se preocupa por el desarrollo de las condiciones y de las fuerzas que permitan al pueblo la satisfacción de todas sus necesidades materiales, nosotros queremos desarrollar también las condiciones que permitan al pueblo la satisfacción de todas sus necesidades culturales.”

 

Palabras a los intelectuales, La Habana, Junio de 1961

“(…)nos ha tocado el privilegio de vivir y ser testigos presenciales de una auténtica Revolución, de una Revolución cuya fuerza es ya una fuerza que se desarrolla, fuera de las fronteras de nuestro País, cuya influencia política y moral está haciendo estremecerse y tambalearse el Imperialismo en este continente(…) Y ustedes, escritores y artistas, han tenido el privilegio de ser testigos presenciales de esta Revolución, cuando una Revolución es un acontecimiento tan importante en la historia humana que bien vale la pena vivir una Revolución aunque sea sólo para ser testigo de ella.”

 

Palabras a los intelectuales, La Habana, Junio de 1961

“No puede haber progreso en ningún orden de la vida, en un país si la instrucción, si la preparación, si la cultura, si la revolución cultural no marcha a la vanguardia de todo movimiento revolucionario.”

 

Charla con los periodistas extranjeros asistentes a la Reunión de OIP, periódico Hoy, 18 de enero de 1962, Pág. 5-7

“Nuestra democracia está representada en algo más, que es en el derecho real de ser pueblo constituido en poder revolucionario (…)”

 

Discurso pronunciado en el acto conmemorativo del Octavo Aniversario del Combate de “El Uvero” sostenido por las Fuerzas del Ejército Rebelde contra los soldados de la dictadura, Sierra Maestra, 28 de mayo de 1965

“Hemos desarrollado nuevas y eficientes formas para transmitir al pueblo y al mundo nuestras verdades. El arte y la palabra hablada, la cultura artística y el mensaje revolucionario se han unido de forma casi inseparable en nuestro proceso histórico. Los conocimientos, la cultura general y la conciencia política se profundizan aceleradamente.”

 

Discurso pronunciado en conmemoración del Aniversario 47 del Asalto al Cuartel Moncada, 29 de julio de 2000.

Educación

“Es una gran satisfacción y una gran ventaja para nuestra Revolución el hecho de que las universidades hayan sido baluartes de esta Revolución y que en las universidades haya tenido pleno apoyo la Revolución. El factor subjetivo jugó un papel extraordinario en la masa de nuestros estudiantes, ya que ateniéndonos al mero origen clasista, no era de esperar tanto espíritu revolucionario en nuestros jóvenes universitarios. Y diversos factores concurrieron felizmente para que la conciencia entre los universitarios haya sido muy elevada y el espíritu revolucionario hubiese adquirido extraordinario auge y se crearan las condiciones para que ese espíritu sea cada vez más y más revolucionario, sobre todo en la medida en que el factor subjetivo se junte con el origen clasista de la masa de los estudiantes universitarios”.

 

Discurso pronunciado en el Acto de graduación de 90 estomatólogos, Teatro “Chaplin”, el 18 de junio de 1965.

“¡Y marchar a la vanguardia en la formación de los maestros es marchar a la vanguardia en el campo de la Revolución, es marchar a la vanguardia en los demás problemas sociales que un país debe plantearse! Porque no se puede concebir una sociedad nueva sin un hombre nuevo, no se puede concebir una sociedad nueva sino con una concepción nueva de todos los problemas fundamentales de la vida. Y no se pueden concebir nuevas generaciones capaces de vivir de manera nueva sin la educación de esas generaciones de ciudadanos”.

 

Discurso pronunciado en el acto celebrado con los estudiantes de Topes de Collantes, el 18 de julio de 1966.

“Estaba pensando en las escuelas especiales; no es posible que se nos queden fuera de la lista, es una de las mejores cosas que ha hecho la Revolución, eso de garantizarle a cada niño que lo necesite la enseñanza especial y que decenas de miles de niños estén en esas escuelas, que hay de todo tipo, desde minusválidos, o niños que tienen grandes deficiencias visuales, o niños que son ciegos, o niños que tienen deficiencias auditivas o son sordos, o niños que tienen determinados tipos de atrasos, atraso mental, por ejemplo, esos casos se dan. ¿Qué ocurría antes con esos niños? Andaban por las calles arrastrándose, pidiendo limosnas.”

 

Discurso pronunciado en el acto por el XXXV Aniversario de la Campaña de Alfabetización, Teatro “Lázaro Peña”, 22 de diciembre de 1996.

“La educación también fue, desde el triunfo mismo de la Revolución, y lo será siempre, uno de los objetivos fundamentales de nuestra épica lucha por una sociedad verdaderamente justa, libre y humana. La experiencia vivida y los resultados alcanzados hacen innecesario argumentarlo. Lo que comenzó por la alfabetización de un pueblo cuya inmensa mayoría era analfabeta total o funcional, en la que menos del 10% de los adolescentes y adultos alcanzaba el sexto grado y cuya cultura política no rebasaba los límites impuestos por el embrutecedor sistema de explotación económica, la mentira y las ideas enajenantes impuestas a nuestro pueblo, se va transformando en la más extraordinaria experiencia de desarrollo educativo y cultural que ha conocido sociedad alguna en la historia”.

 

Discurso pronunciado en el acto de graduación de las Escuelas Emergentes de Maestros de la Enseñanza Primaria. Teatro «Karl Marx», Ciudad de La Habana, el 2 de septiembre del 2002.

Sociedad

“(…) con la Revolución ha ido desapareciendo una de las formas de discriminación más injusta que había: la discriminación de la mujer, esa de la cual no se hablaba, pero que estaba latente, subsistía y pesaba de una manera tremenda sobre la mujer en nuestro país.”

 

Discurso pronunciado en la clausura de la Tercera Plenaria Nacional de la Federación de Mujeres Cubanas, Isla de Pinos, 19 de febrero de 1965

Si queremos crear el socialismo y crear el comunismo, hay una cosa imprescindible: la abundancia. Abundancia tal, que los hombres tengan todo lo que necesitan, es decir, que los hombres den de sí lo que sean capaces de dar, y reciban todo lo que necesiten para sus necesidades. Esa es la aspiración comunista de nuestra Revolución. Para llegar a eso tendremos que crear la abundancia en cantidades prácticamente ilimitadas. Con nuestro trabajo y con la técnica empezamos ese camino que tiene mucho porvenir delante, que tiene mucha tela que cortar”.

 

Discurso pronunciado en el acto de entrega de diplomas y premios a los 5 000 trabajadores que más se distinguieron en la V Zafra del Pueblo, Santa Clara, el 24 de julio de 1965

“(…) en todos los hombres de la Revolución, su más constante preocupación, es hacer todo aquello que conduzca al mejoramiento de las condiciones de vida de nuestros trabajadores, a la elevación del estándar de vida de nuestro pueblo (…)”

 

Discurso pronunciado en el acto de entrega de diplomas y premios a los 5 000 trabajadores que más se distinguieron en la V Zafra del Pueblo, Santa Clara, el 24 de julio de 1965.

 

“Es evidente que la Revolución no solo ha liberado al trabajador de la explotación, no solo ha erradicado para siempre el sistema donde el hombre y su fuerza de trabajo se compra y se vende como una mercancía, sino que la Revolución ha hecho un esfuerzo extraordinario, ha impulsado el desarrollo educacional de la nación entera (…)”

 

Discurso pronunciado en la conmemoración del Primero de Mayo, Día Internacional del Trabajo, Plaza de la Revolución, 1ro de mayo de 1966

“(…) la Revolución no solo se esfuerza en crear las condiciones sociales y las condiciones materiales para incorporar cientos de miles de mujeres a la producción, sino que también se esfuerza por incorporar todos los demás recursos humanos; se esfuerza por racionalizar el trabajo, se esfuerza luchando contra el burocratismo, en disminuir las actividades que no son creadoras de bienes materiales; se esfuerza por emplear a los hombres jóvenes de sus fuerzas armadas en la batalla de la agricultura, en la batalla por el desarrollo económico del país.”

 

Discurso pronunciado en la clausura de la V Plenaria Nacional de la FMC, Estadio”Sandino” de Santa Clara, Las Villas, 9 de septiembre de 1966

“(…) con la Revolución socialista de Cuba el látigo del desempleo desapareció y los caminos de la tecnificación y de la elevación de la productividad del trabajo están abiertos ampliamente. Sin la revolución no habría sido posible (…)”

 

Discurso pronunciado en el acto de Amistad Cubano-Guyanesa, con motivo de la visita a nuestro país de Forbes Burnham, Primer Ministro de la República Cooperativa de Guyana. Cienfuegos, 9 de abril de 1975.

“Todo lo que hemos hecho nosotros, lo hemos hecho siempre y lo haremos por el pueblo, única y exclusivamente por el pueblo. Y cuando nos quitamos algo, cuando nos arrancamos algo, es para dárselo a otros pueblos, en la medida de nuestras modestas fuerzas. Y nuestros mayores esfuerzos, nuestras mayores ansias, se dirigirán siempre a preguntarnos qué más se puede hacer por el pueblo, cómo todavía nuestra salud puede ser mejor, cómo puede ser mejor nuestra educación, cómo podemos tener más viviendas, cómo podemos tener más servicios sociales, cómo podemos tener más abastecimientos.” “Y siempre nos preguntamos qué nueva cosa puede hacerse por el mejoramiento de las condiciones de vida material y espiritual del pueblo. Y créannos que ese ha sido siempre el desvelo de todos los dirigentes de la Revolución desde el día 1º de Enero de 1959.”

 

Discurso pronunciado en el acto conmemorativo del XVI Aniversario de los Comités de Defensa de la Revolución, Plaza de la Revolución “José Martí”, Ciudad de La Habana, 28 de septiembre de 1976.

 

“No es, desde luego, lo único que la Revolución ha hecho por los niños, por los pioneros. (…) se han construido muchas escuelas, hospitales para los niños, eso fue lo primero, y realmente podemos sentirnos satisfechos de que al conmemorarse el XXX aniversario del Moncada, y próximo a conmemorarse el XXV aniversario del triunfo de la Revolución, podamos decir que todos los niños de nuestro país cuentan con escuelas, todos, el ciento por ciento de los niños; no solo con escuelas primarias, sino también con escuelas secundarias, escuelas preuniversitarias, escuelas politécnicas y tecnológicas. Que además, nuestro sistema educacional garantiza la posibilidad a los más destacados estudiantes de continuar sus estudios superiores en cualquiera de las ramas. Es decir, se ha creado un sistema educacional que garantiza posibilidades ilimitadas a todos los niños y adolescentes y a toda nuestra juventud”.

 

Discurso pronunciado en el acto central por el Día de los Niños, Jardín Botánico del Parque “Lenin”, el 17 de julio de 1983.

“La Revolución erradicó la explotación de los menores y la discriminación en el empleo y el salario por motivo del color de la piel. La mujer, antes marginada, participa hoy en todos los sectores de la producción y los servicios (…)”

 

Discurso pronunciado en la inauguración del combinado textil de Santiago de Cuba “Celia Sánchez Manduley”, 27 de julio de 1983

“Lo que ha hecho la Revolución por garantizarles a los niños y a los jóvenes todas las oportunidades de estudio, de trabajo, de acuerdo con su talento, su voluntad, su capacidad; por garantizarles, no solo una preparación, sino un empleo decoroso; las posibilidades de desarrollo de las capacidades del individuo, sin límites, ¿qué sociedad puede ofrecer eso, como no sea una sociedad socialista? Esas condiciones las ha creado la Revolución para toda la sociedad, pero especialmente para los niños y los jóvenes.”

 

Discurso pronunciado en el acto central con motivo del “Día de los Niños”, Palacio Central de Pioneros “Ernesto Guevara”, el 15 de julio de 1984.

“(…) Una de las características de nuestra Revolución es que suprime el robo, la malversación y la corrupción. Si la Iglesia decía: “amar al prójimo como a ti mismo”, eso es, precisamente lo que nosotros predicábamos a través de los sentimientos de solidaridad humana que están en la esencia del socialismo y el comunismo, el espíritu de fraternidad entre los hombres, que es también uno de nuestros preciados objetivos (…)”

 

Fidel y la Religión. Conversaciones con Frei Betto. La Habana : Oficinas de Publicaciones del Consejo de Estado, 1985. p. 258

“(…) pero no hay país en que se haya respetado más escrupulosamente los derechos humanos, i no hay revolución en el mundo, no hay país en el mundo que haya sido más estricto en el respeto a los derechos humanos que nuestro país! Todas esas campañas de abuso, de violencia, todo eso es mentira; una miserable calumnia, de la cual se ha hecho eco la maquinaria publicitaria de Estados Unidos y de Occidente (…)”

 

Entrevista concedida a María Shriver, de la cadena NBC de Estados Unidos La Habana 24 de febrero de 1987. En: Torrado, Fabio Raimundo. Fidel Castro: Los Derechos Humanos 1959-1988. La Habana: Editora Política, 1989. p. 12

“La Revolución (…), ha estado prolongando la vida, y prolongando una vida saludable; porque lo que importa no es solo que las personas vivan muchos años, sino que vivan bien, que se sientan bien, que se sientan saludables, que se sientan atendidas, que se sientan seguras, que se sientan dignas.” “Todo eso ha traído la Revolución, pero eso no se consigue sin esfuerzo, sin trabajo; y conseguiremos mucho más a medida que perfeccionemos nuestro trabajo, a medida que se perfeccione el trabajo de nuestros maestros, de nuestros médicos, de nuestros técnicos de la salud; que se perfeccione el trabajo de nuestros obreros en las industrias, en los servicios, en todas partes, y el trabajo de nuestros obreros industriales y de nuestros campesinos.”

 

Discurso pronunciado en el Acto Clausura del VII Congreso de la ANAP, Teatro “Karl Marx”, 17 de mayo de 1987.

“Hoy el que peor viva, vive mucho mejor de lo que vivían la inmensa mayoría en el pasado e incluso sectores con determinados privilegios, y eso se traduce en hechos: perspectiva de vida, mortalidad infantil, niveles de salud, de educación, de empleo, de cultura, de igualdad de posibilidades, seguridad, justicia social, dignidad, porque en eso sueña y en eso piensa el revolucionario, qué hacer, cómo crear, y no solo es capaz de pensar en sí mismo y en su propio pueblo, es también capaz de pensar en los demás, es también capaz de compartir con los otros. Hemos aprendido la gran lección, que la hemos sintetizado en una frase: “Ser internacionalista es pagar nuestra propia deuda con la humanidad.”

 

Discurso pronunciado en el acto central por el XXXIV aniversario del Asalto al Cuartel Moncada, Plaza de Artemisa, 26 de julio de 1987

“Lo que ha hecho esta Revolución por los derechos humanos se demuestra en el hecho de haber puesto fin a toda forma de discriminación, tan repugnante, tan injusta como la que existía en nuestro país, por cuestiones de color de la piel; discriminación por cuestiones de sexo y otras similares.”

 

Discurso pronunciado en el acto por el día del constructor, celebrado en la planta tres de PPG, Ciudad de La Habana, 5 de diciembre de 1992.

“La Revolución tiene en las mujeres cubanas hoy día un verdadero ejército, una impresionante fuerza política. Y por eso decimos que la Revolución es sencillamente invencible. Porque cuando la mujer adquiere ese nivel de cultura política y de militancia revolucionaria, quiere decir que el país ha dado un salto político muy grande, que nuestro pueblo se ha superado extraordinariamente, que la marcha de nuestra patria hacia el futuro no la puede ya detener nadie.”

 

Discurso pronunciado en el acto de clausura del II Congreso de la Federación de Mujeres Cubanas, Teatro “Lázaro Peña”, 29 de noviembre de 1974.

“Sí les puedo decir que en ningún momento la Revolución Cubana estaba inspirada en sentimientos antirreligiosos. Nosotros partimos de la más profunda convicción de que no tenía que existir contradicción entre la revolución social y las ideas religiosas de la población .Incluso en nuestra lucha hubo una amplia participación de todo el pueblo, y también participaron creyentes religiosos”.

 

Reunión con los representantes de las iglesias de Jamaica, Kingston, 20 de octubre. La Habana, 1977. En: Torrado, Fabio Raimundo. Fidel Castro: Los Derechos Humanos 1959-1988. La Habana: Editora Política, 1989. p.93

“Nosotros pusimos un especial cuidado en que nunca la Revolución Cubana fuera a aparecer ante el mundo, ante el pueblo y ante los pueblos, como enemiga de la religión. Porque, si eso ocurría, íbamos a estar prestando un servicio a la reacción, un servicio a los explotadores, no solo en Cuba, sino sobre todo en América Latina.”

 

Reunión con los representantes de las iglesias de Jamaica, Kingston, Jamaica, 20 de octubre de 1977. En: Ediciones OR, 1977, Pág. 131

“Ningún proceso revolucionario tan radical y tan profundo como la Revolución Cubana ha tenido menos conflictos, pudiéramos decir, con la religión que la Revolución Cubana. (…)”

Reunión con los representantes de las iglesias de Jamaica, Kingston, Jamaica, 20 de octubre de 1977. En: Ediciones OR, 1977, Pág. 134

Deporte

“El deporte no es en nuestra patria un instrumento de la política; pero el deporte sí es en nuestra patria una consecuencia de la Revolución. Fue la Revolución la que erradicó las viejas prácticas y vicios en el deporte; fue la Revolución la que hizo posible que este fuese el primer país de América donde el deporte dejase de ser una actividad comercial, mercantil, para convertirse en una actividad educacional, cultural. El deporte dejó de ser un instrumento de negocios. La Revolución liberó el deporte, lo convirtió en una sana práctica de todo el pueblo, erradicó toda fórmula de profesionalismo deportivo”.

 

Discurso pronunciado en el resumen del acto de bienvenida a la Delegación Deportiva Cubana que asistió a los X Juegos Centroamericanos y del Caribe, Estadio Latinoamericano, el 29 de junio de 1966.

“(…) Nosotros no nos consideramos superiores a nadie: consideramos, sí, superior nuestro sistema social; consideramos superior nuestra Revolución. El deporte no es en nuestra patria un instrumento de la política; pero el deporte sí es en nuestra patria una consecuencia de la Revolución. Fue la Revolución la que erradicó las viejas prácticas y vicios en el deporte; fue la Revolución la que hizo posible que este fuese el primer país de América donde el deporte dejase de ser una actividad comercial, mercantil, para convertirse en una actividad educacional, cultural. El deporte dejó de ser un instrumento de negocios. La Revolución liberó el deporte, lo convirtió en una sana práctica de todo el pueblo, erradicó toda fórmula de profesionalismo deportivo.”

 

Discurso pronunciado en el resumen del acto de bienvenida a la delegación deportiva cubana que asistió a los X Juegos Centroamericanos y del Caribe, Estadio Latinoamericano, 29 de junio de 1966.

“(…) el deporte merece todos los honores y todas las glorias. Las victorias deportivas son uno de los frutos más legítimos de la Revolución”.

 

Discurso pronunciado en el Acto de Premiación a los Deportistas más Destacados del Año, Ciudad Deportiva, el 21 de Diciembre de 1989.

“Cuba, con su concepción revolucionaria en el deporte, tiene el honor de haber sido el único país latinoamericano que logró superar a Estados Unidos en una competencia panamericana que tuvo lugar, precisamente, en nuestra patria, única vez en la historia; es una prueba del esfuerzo realizado, de la calidad de nuestros atletas, del sistema deportivo establecido”.

 

Discurso pronunciado en el recibimiento a la delegación deportiva que asistió a Baltimore, escalinata de la Universidad de La Habana, el 4 de mayo de 1999.

Democracia Defensa de Todo el Pueblo

“No existe en nuestra Revolución el oficio de político porque todos somos políticos, desde el pionero hasta el anciano jubilado. Trabajan en el Partido y en el Estado no aquellos que aspiren a un cargo sino a los que los militantes y el pueblo asignen una tarea. En el socialismo los cargos no se aspiran, los ciudadanos no se postulan. Ni las riquezas, ni las relaciones sociales, ni la familia, ni la publicidad o la propaganda, como ocurre en la sociedad burguesa, deciden ni pueden decidir para nada el papel de un hombre en la sociedad. Es el mérito, exclusivamente el mérito, la capacidad, la modestia, la entrega total al trabajo, a la Revolución y la causa del pueblo lo que determina la confianza que la sociedad otorga a cualquiera de sus hijos. Un solo pasquín electoral se exhibe en las elecciones: la vida y el expediente del ciudadano. Y a la hora de escoger no son unos pocos sino muchos los que pueden ser acreedores a tal confianza.” “(…) en nuestro sistema el gobierno y la administración de justicia dependen directamente de la Asamblea Nacional. Hay división de funciones, pero no hay división de poderes. El poder es uno, el del pueblo trabajador, que se ejerce a través de la Asamblea Nacional y de los organismos del Estado que de ella dependen.”

 

Discurso pronunciado en la sesión solemne de constitución de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Teatro “karl Marx”, 2 de diciembre de 1976.

“En Girón se proclamó el carácter socialista de nuestra Revolución, en Girón prácticamente se forjó nuestro Partido. Por aquella época trabajábamos precisamente en la tarea de unir las fuerzas revolucionarias en una sola organización, bajo una sola dirección. Podemos decir por ello que, coincidiendo con ese momento en que llevábamos adelante esta tarea, quedó forjado nuestro Partido. Por eso se considera el 16 de Abril, fecha de la proclamación del carácter socialista de nuestra Revolución, como la fecha de la fundación de nuestro Partido.” “Como revolucionarios, como patriotas, como socialistas, como internacionalistas, deseamos la paz y estamos conscientes de la necesidad de luchar por la paz; pero no somos ni seremos jamás como los cristianos de la antigua Roma, que entregaban mansamente sus vidas a sus enemigos. ¡Con fiereza indomable somos capaces de luchar y lucharemos para defender nuestros derechos, nuestra obra, nuestro porvenir, la vida de las presentes y futuras generaciones; para defender nuestra tierra, nuestro cielo, nuestra bandera, nuestra libertad!” “¡La Revolución no podrá ser jamás aplastada! ¡Es ya invencible! ¡Su obra será eterna!”

 

Discurso pronunciado en la velada solemne conmemorativa del XX Aniversario de la Victoria de Playa Girón, Teatro “Karl Marx”, 19 de abril de 1981.

 

Fuente

Pasión Fecunda: Compendio de citas de Fidel Castro. Centro de Información para la Prensa.