Usted está aquí: Inicio > Logros > Modelo Social Socialista > Cultura > Afectaciones del Bloqueo a la Cultura Cubana

Afectaciones del Bloqueo a la Cultura Cubana

La cultura cubana no ha escapado al negativo impacto de la política de bloqueo del gobierno norteamericano. Como resultado del endurecimiento de las medidas del bloqueo, tanto cubanos como norteamericanos se han visto privados del disfrute de lo mejor de la expresión artística y literaria de ambos pueblos.

  • En la esfera de la cultura, músicos, artistas de la plástica, del ballet y las artes escénicas, entre otros, se han visto imposibilitados de exponer o subastar sus obras, presentar sus espectáculos en territorio de EE.UU. o vender su producción discográfica o bibliográfica, a pesar de la extraordinaria calidad y reconocimiento internacional de los mismos. Aquellos que han actuado en ese país, no han podido recibir el ingreso correspondiente a sus presentaciones o de los premios recibidos de prestigiosas instituciones, como tampoco han podido recibir los ingresos que les corresponden por derechos de autor.
  • Las empresas cubanas EGREM y Bis Music, no pueden hacer operaciones comerciales directas con clientes norteamericanos para ubicar la música cubana – de reconocida calidad a nivel mundial -, en el mercado norteamericano, por el temor de esos empresarios de ser sancionados en virtud de las disposiciones del bloqueo. Esto implica que Cuba se ve obligada a comercializar su producto a través de terceros países, con un incremento adicional en los gastos de un 20%.
  • La Industria Cinematográfica cubana no puede comercializar su trabajo por vía satelital, mecanismo que en la actualidad es empleado con frecuencia    para realizar las ventas de los filmes y reportajes, debido entre otras razones, a que EE.UU es el dueño casi absoluto de la tecnología. Si Cuba pudiera realizar esas ventas, tendría ingresos adicionales por un monto de 5 millones de dólares, los cuales serían utilizados en mejorar el funcionamiento de las 358 salas cinematográficas, 174 salas de videos y 160 videotecas, las que necesitan adquirir equipos de proyección, sonido, transmisión de señales audiovisuales y sus repuestos, equipos lectores de VHS y DVD, lunetas de cine y alfombras, todo lo cual es necesario adquirir en Europa a precios superiores. Por solo citar un ejemplo, un equipo de videoproyección cuesta en EE.UU. 3 mil dólares la unidad, mientras en Europa su costo es de 5 mil dólares.
  • En la primera quincena de abril de 2008 el gobierno norteamericano denegó las visas al Director de Cine Juan Carlos Tabío y al actor Luis Alberto García, quienes tenían previsto participar en el Festival de Cine “Havana” de Nueva York, donde serían homenajeados por su trabajo. A lo anterior, se añaden otros prestigiosos artistas cubanos a los que también se les ha negado el visado para asistir a eventos de gran prestigio internacional, como el Festival Latino de Chicago, Sundance Film Festival y el Festival Latino de los Ángeles.
  • Peter Nadin, artista anglo-norteamericano radicado en Nueva York, en ocasión de la inauguración de su exposición en La Habana “El Primer Trazo”, se vio obligado por las leyes del bloqueo a exportar sus obras hacia Cuba desde territorio canadiense, lo que implicó gastos adicionales de más de 5 mil dólares. A este creador el Departamento del Tesoro de los EEUU le ha dilatado la gestión de la licencia de viaje, obligándolo a estar ausente en muchas de las exposiciones de su obra.