Usted está aquí: Inicio > Logros > Cuba en el Mundo > Relaciones Cuba – Estados Unidos

Relaciones Cuba – Estados Unidos

El diferendo existente entre los Estados Unidos de America y Cuba hunde sus raíces en el propio proceso de génesis de la Nación cubana y ha sido una de las determinaciones fundamentales de su desarrollo histórico.

Benjamín Franklin, uno de los padres de la independencia estadounidense, ya recomendaba a Inglaterra en la época de las trece colonias la toma de la Isla de Cuba.

En 1783, habiendo transcurrido siete años desde su Declaración de Independencia sin ser aún un estado político federal, John Adams propugnaba la anexión de Cuba y Puerto Rico basado en consideraciones estrictamente económicas a Estados Unidos.

Tomás Jefferson, defendía la idea de que la confederación angloamericana iba a ser el nido desde donde se poblaría toda América, la del Norte y la del Sur.

Desde Estados Unidos la actitud hacia Cuba propugnó el anexionismo y se imaginaba a la Isla como “fruta madura” predestinada a caer en las manos del vecino del norte mas fuerte y poderoso. Otras, mediante resolución conjunta del Congreso norteamericano, se reconoció el derecho de la llamada Llave del Golfo de México a la independencia y soberanía para desembocar en 1898 en la intervencion militar norteamericana en la guerra hispano-cubana, justo en el momento que era inevitable el triunfo del ejército Mambí.

En el siglo XIX la opción anexionista de la compra a España y de prolongar el débil dominio espanol para aspirar a la intervencion luego demuestra el objetivo de subordinar a Cuba a los interes norteamericanos.

En 1805 se revela un antecendete, cuando el presidente Thomas Jefferson, expresó oficialmente el interés de los EE.UU por Cuba al notificar al Ministro de Gran Bretaña en Washington, que en caso de guerra con España, los EE.UU se apoderara de Cuba.

En 1823, John Quincy Adams, formuló la tésis conocida en la historia cubana como la política de “la fruta madura”, según la cual Cuba por su cercanía geogrífica, debía caer en manos de los EE.UU. James Monroe afirmaba que “agregar Cuba era lo que necesitaban los Estados Unidos, para que la nación americana alcanzara el mayor grado de interés… Siempre la miré como la adquisición más interesante para nuestro sistema de estado”.

La emergente potencia americana luchaba por hacerse un espacio frente a los poderes europeos establecidos, ambiciones que justificó con su Doctrina Monroe, que creo la base de toda la ulterior política de expansión e intervención en la región, en la cual Cuba era una pieza clave.

En 1848, el presidente Polk trata de comprar Cuba a España por 100 millones de dólares de la época. Intentos similares harían en 1853 y 1861 los presidentes Pierce y Buchanan. En 1869, terminada la Guerra de Secesión y cuando ya ha comenzado en Cuba la primera Guerra de Independencia , la “Guerra de los 10 Años”, el presidente Ulysses Grant hace un nuevo intento de adquirir la Isla mediante compra. En 1897 el presidente William McKinley hizo un nuevo intento de comprar a Cuba.

En 1899, el 6 de enero un bando militar dispone el desarme general de la población. Es licenciado el ejército libertador; se desactiva el Partido Revolucionario Cubano y su órgano de prensa Patria; se disuelve la asamblea de representantes.

El 28 de febrero de 1901 se aprueba en el senado norteamericano la Enmienda Platt. y en marzo se da a conocer la convención constituyente, en comunicación enviada a su presidente, Dr. Domingo Méndez Capote que la “Enmienda Platt” era una ley de los EE.UU y que el presidente de dicho pais.La enmienda fue aprobada por 16 votos contra 11.

El 22 de mayo de 1903 el gobierno de Estrada Palma y el de los Estados Unidos firman el Tratado Permanente determinando las relaciones entre la República de Cuba y los Estados Unidos. En 1912 y como resultado del alzamiento del partido de los independientes de color se produce una nueva intervención Yanqui.

El General Enoch Crowder llega a Cuba a finales de 1920 como delegado personal del presidente de los EE. UU. en franca misión injerencista y con el pretexto de “luchar” contra la corrupción y controlar la difícil situación económica y política del Estado Cubano. Crowder debía aparecer como restaurador de la moralidad y defensor de los intereses de la Isla, para lo cual dispuso la celebración de nuevas elecciones, de acuerdo con un código redactado por él. Su vasta experiencia estaba estaba avalada por una hoja de servicios que incluía la participación en la primera intervención militar y sus responsabilidades al frente de las Secretarías de Justicia y Asuntos Extranjeros durante la segunda. No hubo aspecto de la vida nacional en el cual él no se inmiscuyera en favor de los intereses de su país. Durante un viaje a Washington, en Octubre de 1922, para informar de su misión y recibir nuevas instrucciones fue designado embajador de la Isla.

En 1933 el embajador Benjamin Summer Welles actúa como “mediador” entre el gobierno de Gerardo Machado y sus opositores. Pero al producirse la huída del dictador como resultado del levantamiento popular, EE.UU. trabaja por situar a un hombre fuerte en el poder. Por esto promueven el movimiento de Sargentos y Soldados, el cual desemboca el 4 de septiembre en un golpe militar que derroca del poder a Carlos Manuel de Céspedes. El sargento Batista se apropia de la dirección del movimiento y como resultado del golpe se establece la pentarquía que dió lugar al gobierno de Grau San Martín.

Al instaurarse el gobierno de Ramón Grau San Martín, con Antonio Guiteras como ministro de gobernación, marina y guerra, se promulgan medidas y leyes que no son consideradas adecuadas, según la apreciación norteamericana, por lo que no reconocen este gobierno e inician las maniobras para el cambio. Es el gobierno de los 100 días. En enero de 1934 el ya coronel jefe del ejército Fulgencio Batista, conjuntamente con el embajador Jefferson Caffery preparan y ejecutan un golpe de estado contra el gobierno de Grau y sitúan en el poder a Carlos Mendieta. En este año también se deroga la Enmienda Platt.

En 1952, cuando un partido popular, con ideas progresistas, debía de tomar el poder como resultado del referendo correspondiente, se produce un golpe militar el 10 de marzo. Lidereado por Fulgencio Batista que apoyado por los EE. UU, instaura la más feroz tiranía que este pueblo viera jamás y que dio lugar a que años después, luego de una larga lucha en el llano y en la montaña, triunfara en 1959 una Revolución conducida por Fidel Castro. Y por fin los mambises entraron en Santiago.

En julio de este mismo año y como respuesta a las medidas de carácter popular tomadas entonces por la joven revolución, el gobierno de los Estados Unidos adopta una resolución para suspender la ayuda extranjera a todo país que confiscara propiedades norteamericanas. En 1960, el 17 de marzo, el presidente Eisenhower aprueba el programa de acción encubierta contra el régimen de Castro, con el claro objetivo de destruir la Revolución. en agosto. Continúan con una gran cantidad de medidas anticubanas y durante la séptima reunión de consulta de ministros de relaciones exteriores de las repúblicas americanas, en San José, Costa Rica, intentan aislar a Cuba. Terminan rompiendo relaciones unilateralmente el 3 de enero del 61. Ya en este año y con el gobierno demócrata de Kennedy en el poder se incrementan las acciones contra Cuba con la puesta en marcha de un nuevo plan: La operación Mangosta, a través del cual trataron de recopilar datos y fomentar la subversión, la ejecución de sabotajes, el asesinato de dirigentes y acciones militares directas. En Abril se produce la invasión mercenaria a Playa Larga y Playa Girón, con la cual sufrieron su primera gran derrota en el hemisferio.

La lista de agresiones de los EE. UU. continúa aumentando en 1962, con la expulsión de Cuba de la OEA, en reunión efectuada el 31 de enero en Punta del Este, Uruguay. El 3 de febrero anuncian con el decreto ley 3447, el embargo (bloqueo) total y el 3 de octubre, con la ley pública 87 – 33, presentan una declaración de guerra contra Cuba, produciéndose el 24 de octubre la llamada crisis de octubre o crisis de los mísiles, en la cual el mundo estuvo a punto de una guerra nuclear.

Como parte de la campaña de desestabilización del Gobierno Revolucionario, en noviembre de 1965 se aprueba la Ley de Ajuste Cubano, que privilegia a los cubanos que lleguen a territorio norteamericano con la residencia inmediata. Esta ley, durante años ha servido como estímulo a la emigración ilegal, provocando cientos de muertes en el Estrecho de la Florida, por lo que Cuba la denomina “La Ley Asesina”.

A partir de 1981, con la ascensión del presidente Reagan al poder, se intensifica la lucha psicológica, así como la retórica agresiva de los funcionarios del gobierno. Aumenta el peligro de una agresión militar. En 1985 comienza a trasmitir la mal llamada Radio Martí.

De 1989 a 1992 se realizan en el gobierno norteamericano varias propuestas para agudizar el bloqueo, hasta que se firma en 1993 la Ley Torricelli. En esta etapa se incrementan las emisiones radiales contra Cuba y se estimula los “defensores de los derechos humanos” o grupos asalariados de contrarrevolucionarios. Del 93 al 96 se incrementa el hostigamiento y el bloqueo firmándose en este último año la Ley Helms – Burton.

Cómo resultado de toda ésta política, Cuba presenta una demanda al gobierno de los Estados Unidos por daños económicos. En la demanda se solicita el pago de una suma total ascendente a 121 000 millones de dólares y El 2 de noviembre se dicta sentencia en el tribunal provincial de Cuidad de la Habana en el proceso de demanda del pueblo de Cuba al gobierno de los EE. UU. por daños económicos humanos.

Fuentes:

Regalado, Roberto. La proyección continental de la Revolución Cubana. ICAP, 2008.

MINREX. Cuba vs Bloqueo. Sitio Oficial.