Usted está aquí: Inicio > Logros > Cuba en el Mundo > Nación y Emigración > Citas de Fidel

 

Política Migratoria Cubana

 

Consulte además:

  • Criminal ley de Ajuste cubano
  • La libertad de Emigración

 

●  “En general no hemos tenido una política restrictiva. No estamos, desde luego, deseosos de estimular la emigración, puesto que necesitamos también nuestra población y nuestros técnicos; pero en general la política no es restrictiva. Todos los años sale un número de personas de nuestro país; pero no le voy a decir que vamos abrir de par en par las puertas y hacer una campaña, darle publicidad, y estimular la emigración del país (…)”

Entrevista con un grupo de periodistas cubanos que escriben para la comunidad cubana en el exterior y varios periodistas norteamericanos, 6 de septiembre de 1978

●  “En Cuba ha habido distintas emigraciones hacia Estados Unidos y otros países. Antes de la Revolución, por razones económicas emigró bastante gente a Estados Unidos, a pesar de que no le daban entrada o se la limitaban mucho. Después de la Revolución emigró un número de gente por razones políticas, empezando por los batistianos, seguidos después por todos aquellos que con motivo de las leyes revolucionarias —la Ley de Reforma Agraria, la Ley de Reforma Urbana y todas aquellas medidas que afectaron a los sectores privilegiados del país— se marcharon del país.”

“Pero como el imperialismo abrió de par en par las puertas a todo el que quisiera irse de Cuba, para llevarse médicos, profesores, ingenieros, técnicos, obreros calificados; para llevarse a cuanta gente quisiera ir, mucha gente aprovechó la oportunidad que surgía con la Revolución para emigrar realmente por razones económicas, ya que este fenómeno de las migraciones se produce en todo el mundo, de los países menos desarrollados, de los países más pobres, a los países más ricos. Esa es hoy una de las grandes tragedias del mundo capitalista desarrollado, que cientos de millones de personas quieren emigrar hacia allá y no las dejan. Muchas lo hacen ilegalmente, como puedan; en la frontera de México los norteamericanos tienen establecido un muro allí tremendo de 2 000 ó 3 000 kilómetros.”

Discurso pronunciado en la Clausura del Acto Central por el XL Aniversario del Asalto a los Cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Cespedes, Teatro Heredia, Santiago de Cuba,  26 de julio de 1993.

“Pero fuimos nosotros los que abrimos las puertas, la Revolución abrió las puertas a esa emigración, y nuestra política es decir: Todo el que desee emigrar del país, es libre de hacerlo. Y así vinieron oleadas, hasta que desde la parte norteamericana se tomaron medidas y restricciones. Por eso creció la emigración cubana en todos esos lugares.”

Discurso pronunciado ante una representación de la colonia puertorriqueña, distrito del Bronx, Nueva York, 23 de octubre de 1995.

“En nuestras guerras de independencia muchos cubanos se refugiaron en Estados Unidos, desde aquí se organizaron, desde aquí trabajaron; el más conocido, el más prestigioso, el más grandioso fue nuestro Héroe Nacional, José Martí; de modo que hay una tradición.”

“Había una prohibición y una cuota muy pequeña para ingresar en Estados Unidos. Fue realmente la Revolución la que le abrió las puertas a la emigración hacia Estados Unidos. Los primeros que emigraron después de la Revolución eran, naturalmente, aquella gente que pertenecía al régimen de Batista donde se habían cometido muchos crímenes —se calculan alrededor de 20 000 personas muertas—, y cientos de criminales, ladrones, se refugiaron en Estados Unidos; era una emigración de carácter político.”

Discurso pronunciado ante una representación de la colonia puertorriqueña, distrito del Bronx, Nueva York, 23 de octubre de 1995.

“Ese fenómeno de la emigración es universal, solo que, desde luego, en el caso de Cuba se planteaba que vinieran todos los que quisieran. Ese privilegio no se lo concedieron a nadie. En Puerto Rico por su status especial de tipo político, sí tenían el derecho a viajar, ir y venir; los cubanos y los demás latinoamericanos no lo tenían.”

Discurso pronunciado ante una representación de la colonia puertorriqueña, distrito del Bronx, Nueva York, 23 de octubre de 1995.

“Hoy uno de los más grandes problemas del mundo y uno de los más grandes temores de los países desarrollados es la emigración. Vean ustedes cómo prosperó la Resolución 187 en California, vean cómo hay quienes hablan de poner una muralla más grande que la de Berlín en la frontera de México y Estados Unidos, y hay quienes plantean poner tres murallas.”

Discurso pronunciado ante una representación de la colonia puertorriqueña, distrito del Bronx, Nueva York, 23 de octubre de 1995.

●      “Esas leyes no son justas, las leyes antinmigrantes. Yo no creo que es un ejemplo mundial —que no es un ejemplo bueno, en mi opinión— que se esté construyendo un muro entre Latinoamérica y Estados Unidos, allí en la frontera de México, donde los mexicanos tratan de pasar de una parte de su territorio a la parte del territorio que les quitaron hace ciento y tantos años, en aquella famosa guerra, que sabemos que fue una guerra de expansión. La historia es conocida, la pobreza, la explotación. El muro que quieren construir es trescientas veces más grande, realmente, que el de Berlín y más sofisticado, y todos los días muere gente allí tratando de pasar ese muro.”

Discurso pronunciado en el acto de solidaridad de la VI Caravana de Amistad Estados Unidos-Cuba, Teatro del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, 19 de septiembre de 1996.

●      “Antes del triunfo revolucionario eran muy contadas las visas que la Embajada de Estados Unidos concedía a los ciudadanos cubanos para emigrar a ese país, lo que constituía una aspiración económica de cientos de millones de personas en todo el mundo, incluidos millones de europeos atraídos por los recursos materiales y el estándar de vida de la nación que emergió intacta de la Segunda Guerra Mundial como el país más rico y poderoso del mundo después de dos grandes contiendas en menos de 25 años, que en cada ocasión devastó el resto de la economía mundial.”

“Los trámites legales para que un cubano emigrara a Estados Unidos entre 1945 y 1959 eran prolongados y absolutamente rigurosos. Al que ingresaba ilegalmente, violando las leyes de Estados Unidos, lo esperaba irremisiblemente la expulsión o la prisión. Nadie se atrevía.”

Lo esencial sobre la emigración ilegal promovida durante 40 años por Estados Unidos contra Cuba, Matanzas, 3 de agosto de 1999.

●      “Desde ahora les advierto categóricamente que no existe ni la más remota posibilidad de que Cuba incumpla las obligaciones emanadas de los acuerdos migratorios vigentes y autorice salidas masivas de emigrantes ilegales. Las que se producen aisladamente como consecuencia del constante y creciente estímulo que se origina en Estados Unidos, de las normas legales absurdas que protegen a los que violan nuestras leyes y sus leyes y de los privilegios y premios que concedan a violadores de las mismas, seremos capaces, con la ayuda de todo el pueblo, de reducirlas al mínimo posible.”

Discurso en el que se refiere a la emigración ilegal promovida durante 40 años por Estados Unidos contra Cuba, Matanzas, 3 de agosto de 1999.

●      “Nuestro país no les pone límites a aquellas familias que quieran emigrar. Ellos conceden un número de visas todos los años, porque siempre hay personas que sueñan con mudarse para otro país, y como ese es un país que ha saqueado al mundo, sigue saqueando al mundo, explota al mundo, posee muchas riquezas y puede tener mucha gente pobre allí trabajando para ellos, millones de mexicanos, de haitianos, de dominicanos y de otras muchas naciones haciendo los trabajos más duros; si hay que cortar caña, o recoger tomates, o frutas, ellos utilizan inmigrantes de esos países para que realicen las actividades físicas más difíciles y sacrificadas.”

Discurso pronunciado ante el grupo de niños que custodiaron la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana, con motivo de la marcha en reclamo del niño Elián González, en el círculo social José Antonio Echeverría, 23 de diciembre de 1999, enriquecido con algunos detalles adicionales del propio autor.

●      “La política de la Revolución, si alguien quiere salir de nuestro país para otro país, si le dan permiso de entrada en ese otro país, es autorizarlo a que salga. Nuestro país no prohíbe que ninguna familia emigre, porque construir una sociedad revolucionaria y justa como el socialismo es una decisión voluntaria y libre.”

Discurso pronunciado ante el grupo de niños que custodiaron la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana, con motivo de la marcha en reclamo del niño Elián González, círculo social “José Antonio Echeverría”, 23 de diciembre de 1999

●      “Siempre es duro que un niño se marche; pero respetamos el derecho de los padres, lo que no hacen las autoridades de Estados Unidos con los hijos de los cubanos. Nosotros, aunque nos duela mucho, respetamos ese derecho del padre o la madre, no ponemos obstáculo alguno al derecho de la familia de llevarse legalmente a sus hijos, porque es el derecho de la patria potestad, mientras estos no sean mayores de edad. Y nosotros damos pruebas del respeto a ese derecho todos los días, todos los meses, todos los años, porque todos los días, todos los meses, todos los años viaja legalmente y por vía segura algún padre, alguna familia con algún menor de edad hacia Estados Unidos. Nos duele porque es un niño que está estudiando aquí y nadie sabe lo que le espera allá, esas cosas que ustedes han denunciado. Nos duele porque es un pionero menos en una escuela; nos duele porque es un pupitre vacío en una escuela.”

Discurso pronunciado ante el grupo de niños que custodiaron la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana, con motivo de la marcha en reclamo del niño Elián González, círculo social “José Antonio Echeverría”, 23 de diciembre de 1999

●      “Más del 90 por ciento de los que emigraron de Cuba desde el triunfo de la Revolución lo hicieron por canales normales y motivados por razones económicas, sus salidas fueron autorizadas por la Revolución sin obstáculo alguno. Pero los cubanos emigrantes estaban obligados a pasar bajo las horcas caudinas de aquella mafia poderosa, de cuya influencia no podían fácilmente prescindir.”

Discurso pronunciado en el acto por el  aniversario 51 del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, Universidad Central de Las Villas,  26 de julio del 2004

●    “Nosotros les ayudamos [a Estados Unidos] a resolver el problema aquel de los secuestros, porque, efectivamente, les devolvimos un avión para allá. Después no dejaron ni que las familias tuvieran contacto, eran de aquellos que ellos recibían en virtud de sus leyes de ajuste y desajuste, porque esa Ley de Ajuste es la ley del desajuste, realmente, y la ley de los desajustados, y unos de esos se llevaron un avión.”

Intervención Especial ante dirigentes del Partido, el Estado, el Gobierno y la Unión de Jóvenes Comunistas, representantes de las organizaciones de masa, oficiales, combatientes de las FAR y el MININT, familiares y víctimas sobrevivientes de los actos terroristas del imperio en nuestro país, Palacio de las Convenciones, 15 de abril del 2005