Usted está aquí: Inicio > Logros > Cuba en el Mundo > Batalla por el regreso de Elián González

Batalla por el regreso de Elián González

El 22 de noviembre de 1999 salían ilegalmente de Cuba 14 personas por vía marítima. Tres día después la embarcación zozobró y de los tripulantes que viajaban a bordo, sólo tres quedaron con vida, dos adultos y el niño Elián Gonzáles Brotons, quienes fueron rescatados por dos pescadores en aguas cercanas a la Florida.

En Estados Unidos, el menor fue puesto al cuidado de Lázaro González, su tío-abuelo paterno residente en Miami, quien poco después, en abierta complicidad con los grupos anticubanos más recalcitrantes de Miami, se opuso al retorno de Elián a Cuba. El padre del niño, Juan Miguel González, quien desconocía en principio la salida de su hijo de Cuba, solicitó de inmediato su repatriación, acto que fue respaldado por el Gobierno de Cuba y todo el pueblo.

La respuesta del pueblo se hizo notar de inmediato. Se llevaron a cabo multitudinarias manifestaciones, entre marchas de cientos de miles de personas y combativas tribunas abiertas en distintas ciudades del país para apoyar y exigir el regreso del niño al seno de su padre.

Ante la oposición de los parientes lejanos de Elián a que éste regresara a Cuba, el Servicio de Inmigración y Naturalización (INS) de Estados Unidos reconoció, el 5 de enero del 2000, el derecho de patria potestad de Juan Miguel sobre su hijo.

El 21 de enero, las abuelas de Elián, Raquel y Mariela, viajaron a Estados Unidos a buscar a su nieto. Cinco días más tarde, luego de múltiples trámites, las abuelas pudieron ver al niño por unas pocas horas, pero no pudieron cumplir su objetivo de regresarlo a Cuba. Por su parte, Juan Miguel viajó a Washington el 6 de abril, pero no fue hasta 16 días después que pudo abrazar a su hijo tras un operativo federal de rescate.

El caso llegó al Tribunal de Atlanta, que en dos instancias rechazó las demandas de asilo político para Elián, no así un interdicto que impedía su regreso Cuba. El lunes 26 de junio, el Tribunal Supremo en solo dos días solucionó un caso de más de siete meses. Definitivamente la justicia y la lógica habían triunfado. El 28 de junio Elián regresó a Cuba en unión de su padre Juan Miguel, y el resto de los compañeros que permanecían retenidos en Estados Unidos por las maniobras dilatorias de los grupos anticubanos.